sábado, 15 de julio de 2017

"Mucho más que rumba y café".

          Existen ciudades en el mundo que por su perfección parecen inventadas para incluír en un libro fantástico.La búsqueda la dirijo hacia esos lugares, que luego me inspiran para escribir narrativa. Recorro mentalmnte la geografía de donde regreso,  reavivo  los recuerdos y la imaginación vuela dando forma a historias que fluyen con inmenso placer.
          Este encuentro fue uno de ellos. Cartagena de Indias*, en la República de Colombia, país de América del Sur.La ciudad más importante de la España colonista que luego de sortear numerosos ataques de piratería europea, las que de niños disfrutábamos en películas de aventuras, como las de Drake y Morgan, fué fundada el 1 de junio de 1533 por el conquistador Pedro de Heredia y declarada independiente de España en el año 1811.
          Esa historia lejana fué una mezcla de vivencias reales e imaginarias que dejó como resultado una "Ciudad Amurallada", impenetrable al enemigo, la misma que durante años soñé conocer.
          Una ciudad levantada en el siglo XVII, a orillas del Mar Caribe, enriquecida por valiosos patrimonios artísticos y culturales provenientes de España que aún se conservan en palacios, conventos, museos e iglesias barrocas. Urbe que invita a caminarla hasta el cansancio aunque sofoque el eterno verano cartaginés.Sus calles antiguas, coquetas y pacíficas llevan marcados los pliegues de la historia y de sus moradores que mantienen las fachadas de cada vivienda pintadas con cálidos y luminosos colores apastelados, rosados; celestes; blancos y amarillos en mayoría. Abundan los detalles coloniales en tejados, mayólicas y maderas talladas en sus balcones. donde no faltan exquisitos arreglos de perfumadas flores multicolor.
          Me detuve en una de esas  angostas calles solo para escuchar el  particular sonido que los  carruajes producen andando sobre adoquines , simple vivencia que me tralsladó con añoranza a un pasado remoto,el de mi niñez ,desaparecido por el paso del tiempo. Carruajes suntuosos , impecables y lustrosos que pasean con romanticismo al turista cuando las luces de la noche se encienden.
          Quedé embriagada de vivir en medio de tanta belleza prehispánica .Se expandían mis sentidos transformándose rápidamente en emociones vibrantes de sorpresa y éxtasis.No podía permitirme abandonar la grandeza de ese casco antiguo que con la luz malva del atardecer intensificaba las sombras del pasado. 
          La exaltación y sorpresa continuarían  en una plaza, donde no imaginé encontrar  lo buscado con ansias desde que llegué a Colombia. Recuerdos y sentimientos que dejara el por siempre admirado novelista, Gabriel García Márquez o "Gabito"como  lo siguen llamando cariñosamente los lugareños. .Mi corazón palpitó  aún más de alegría al enterarme que  ese espacio verde donde me encontraba descansando, lo cobijó en su primera noche pasada en Cartagena,  ciudad elegida donde se radicó para siempre frente al mar.. Caminé bajo el sol intenso del mediodía buscando su imponente casona. Parada frente a los muros color terracota me transporté con la imaginación intentando   atravesarlos y sentir la emoción de recorrer los espacios donde Gabo escribió sus mejores obras.
          Cartagena de Indias es mucho más que una postal colonial, es alegría, música de rumba; baile; comidas frente al malecón; café y ron*. Es respirar la sencillez, humildad y respeto de sus habitantes. Es salir de sus murallas y divertirse trepada a coloridas y precarias chivas* donde las canciones aturden durante el paseo  hacia lugares históricos fuera de la ciudad.
           Hoy, al recuerdo se superponen sus islas de playas extensas y blancas que envuelven
  el cuerpo en un siempre cálido mar turquesa.Un mar caribeño que me invitó a descubrir el inmenso corazón de manglares*, arrecifes coralinos y un sin fin de estampas que solo pueden vivirse allí en esa tierra caliente  sorprendente y mágica que llenó mi alma.

Liliana Clarisa Gavrieluk.



* Cartagena de Indias: Origen del nombre.De la voz caribe ARAHUACA.Significado:"Arbol retorcido".
*Ron: Bebida alcohólica.
*Chiva: Bus rústico artesanal autóctono de las zonas rurales .Forma parte del patrimonio cultural de Ecuador y Colombia. Adaptado para el transporte público,con asientos de madera y sin puertas.Pintados de amarillos, azules y rojos, según la bandera de los países originarios.
*Manglares: Areas formadas por árboles tolerantes de la zona intermareal costera.Tropical y Subtropical.Productivos biológicamente para aves, peces, crustáceos y moluscos.Protegen las costas de la erosión del oleaje.





    

No hay comentarios.: