domingo, 23 de junio de 2013

CRUZANDO EL RIO ...


                          Para llegar a una ciudad que siempre me atrapó….por ser muy especial….diferente a todas las ribereñas.
COLONIA DE SACRAMENTO,en la República Oriental del Uruguay….a pocos kilómetros del Puerto de Buenos Aires.
Me transporta un confortable barco…disfruto su travesía desde el momento de subir a él….En pocos minutos,me invadirá el placer y la calma de un panorama inusual…..Inmensidad de agua me rodea…el agua,incluyente en mi retina…siempre me produce enorme deleite!!!.
Avanzamos lentamente,para internalizar,lo que en breve,se irá asomando en el horizonte a medida que nos acercamos a destino….Islotes…islas…faros y costa ya visible…Repito las sensaciones del descubrimiento,como la primera vez…siempre me embarga la misma ansiedad, por estar ya pisando suelo uruguayo.

Especial calma se vivencia hoy…porque la historia de Colonia,fue un legendario pasado de luchas,intrigas y odios…vividos en los 329 años transcurridos.
Perteneció al Imperio portugués…español …y brasilero.Fué parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata.La ocuparon legiones inglesas,francesas e italianas,por considerarla “el Gibraltar del Plata”.
Desde allí,se desataron sangrientos combates y arrebatos,entre los siglos XVI y XVII….parecían no acabar jamás!!!.El territorio cambiaba de “dueño”según el vencedor de turno.Y los estruendosos cañones de cada Imperio,iban destruyendo las precarias viviendas de adobe y paja,instaladas en lo que hoy es el “Casco Histórico”.
Pero el primer asentamiento formal,se produce,cuando en el año 1680,Manuel de Lobo del Reino de Portugal…recupera y comparte territorio con España,que finalmente lo cede en el año 1701.
Tras complicados y extensos Tratados históricos…en el año 1813…Colonia de Sacramento,forma parte definitivamente,del Estado Oriental del Uruguay.

Hoy el Barrio Histórico,luce orgulloso su pasado…y vibra en cada piedra,en cada reja,en cada muro y en cada zaguán….Calles angostas,pavimentadas con grises y gastadas piedras del río…con desagues centrales al estilo portugués de antaño.Casas bajas con techos de tejas “musleras”…artesanías de esclavos que las modelaban sobre sus piernas.Cerámicas antiguas…faroles de amarillenta luz y “bungavillas”en flor,junto a cada portal.Entorno que embruja y fascina al recorrer incansablemente sus calles.

Los habitantes .todos…muestran y cuentan…deseando que compartas su historia…o lo más emblemático que les ha quedado…el Faro…cilíndrico y albo,construido en el siglo XVII,sobre las ruinas del Convento de San Francisco Javier…

el Portal y Muralla,de importante altura para defenderse del enemigo…la Plaza,coronada por la Basílica del Santísimo Sacramento…y en cada vivienda…en cada jardín…las típicas fuentes portuguesas destilando agua por entre sus pisos,recubiertos con azules y blancas cerámicas.

También les pertenece,los increíbles e inigualables atardeceres sobre el río…cuando el sol cae tristemente y el barco va despegándose de la costa,para regresar a Buenos Aires.En ese momento….surgen en medio del silencio…fascetas de misterio y fantasmas…porque aún allí,incrustados en el lodo de ese río amarronado…quedan viejos navíos naufragados,de corsarios y piratas que pretendieron penetrar a esa tierra,que hoy nos hermana.


Liliana Clarisa Gavrieluk.

2 comentarios:

  1. en que hotel estuvieron?
    Juana Ríos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juana:
    nos alojamos en" La Posada del Gobernador"...ubicado en el Casco Histórico.

    Liliana Clarisa.

    ResponderEliminar